Educamos para la autoestima

EDUCAMOS PARA…… TENER UNA BUENA AUTOESTIMA Y CRECER FELICES

Millones de veces hemos oído hablar de la autoestima y de cómo ésta influye de manera importante en cómo nos enfrentamos a los retos de nuestra vida. Pero no son tantas las veces que nos ocupamos de  qué podemos hacer para que el niño se vaya formando una autoestima sana y buen concepto de sí mismo que le ayude en su vida diaria y sobre todo a crecer feliz.

Los primeros años de vida van a ser claves para establecer la base sobre la que luego construimos nuestra identidad y personalidad. Por eso el papel de los padres es fundamental. Son ellos los que van a hacer que se sienta querido y le ayudarán a confiar en sí mismo, a desarrollar sus capacidades, a enfrentar nuevos logros y a no caer en el fracaso o la frustración cuando no consigue lo que se propone. Seguido de los padres tienen también mucho peso los profesores, educadores y personas significativas para él.

 

Algunas actitudes que nos van a ayudar como padres y educadores:

  • Escúchale: escucha de verdad, con los cinco sentidos. Escucha lo que te cuente tu hijo, que sea una escucha activa. Tal vez te venga bien esta frase “escucha el doble de lo que haces”.
  • Potencia el desarrollo de sus capacidades. Para esto tenemos que conocer a nuestro hijo. Qué le gusta hacer, qué puede hacer, qué es lo que se le da bien y qué es aquello que le cuesta tanto. Necesita sentirse autónomo y que es capaz de conseguir cosas por sí mismo. No le protejas excesivamente para que no sufra o no se frustre. Al revés, deja que intente las cosas, que se equivoque y ayúdale a conseguir lo que se propone y a pensar que puede.
  • Reconoce el valor del esfuerzo: No se trata sólo de felicitarle cuando ha llegado a la meta o ha conseguido algo. Hazle ver que los pequeños esfuerzos y avances también son importantes.
  • Resalta lo positivo en lugar de fijarte tanto en lo negativo.
  • Confía y dale responsabilidades de acorde a su edad. Le va a hacer responsable de sí mismo y de sus cosas.
  • Enséñale a expresar y reconocer sus emociones, y una vez que lo hace, hazle saber que son legítimas, que sus sentimientos son suyos y no se pueden juzgar. Enséñale a manejarlas también y a tener control sobre ellas.

Y una vez que nosotros tenemos la disposición te dejo también algunas herramientas que nos ayudan para conseguir lo anterior:

- Ayudarles a tomar decisiones pero no tomarlas por ellos

- Ayudarles a aprender de sus errores

- Fomentar la autonomía personal

- Evitar las comparaciones

- Tener perseverancia y paciencia

- Plantear metas alcanzables

- Transmitirles siempre nuestro cariño, independientemente de lo que hayan hecho.

Estas son sólo algunas herramientas, a las que podemos añadir las nuestras propias según cómo sea nuestro hijo, pero no te olvides que como base de todo está el crear un entorno de confianza y seguridad como base para el desarrollo de una autoestima positiva.

Disfruta con tu hijo, hazle sentirse querido, único y especial. Comparte tiempo con él, dile lo mucho que te gusta estar con él y sobre todo que sienta que siempre estás ahí si lo necesita. ¡Ánimo en esta tarea tan bonita!

 

Escuela Infantil S. Víctor 0-3 años (zona Mirasierra, Arroyofresno, Lacoma, Montecarmelo).
Si quieres visitar el Centro ¡Llámanos! (tlf: 91 738 77 14)